Ecuador (12. de Agosto – 21. de Septiembre 2010):


Llegamos a Quito después de 13 horas en el avión. Sería un poco complicado ir al aeropuerto con todo, registrar en español explicando que no teníamos ningún billete para volver a Europa, sino que tenemos 2 bicicletas, una carretilla, etc…. Llegamos en el medio de la noche. Nuestro contacto en Quito (gracias a la asociación «warmshowers») es Marco. Trabaja en el aeropuerto y a pesar del horario muy tarde, está aquí. Faltan las bicicletas, pero es casi la normalidad cuando toma el avión con bicis. Tenemos que dormir un pocito y vamos a preocuparnos de todo eso los días siguientes. A causa de la altura (Quito culmina a 2800 metros), tenemos que quedarnos en Quito algunas días para evitar el soroche. Gracias a la generosidad de Marco, vamos a descubrir Quito y sus alrededores en las mejores condiciones posibles. El primer día, vamos a un bautizo. Encontramos a la (larga) familia de Marco. Se come hornados. Delicioso. En el mismo día, vamos a ver la famosa «Mitad del Mundo» y el cráter de Pululahua (magnifico). El día siguiente, vamos a Otavalo para ver su famoso mercado. Pero es más bien un pretexto para ver al camino entre Quito y Otavalo, que realmente vale la pena. Seguimos descubrir con mucho gusto la comida ecuatoriana. Por la tarde, vamos a una hacienda donde descubrimos variedades de frutas  y donde hay muchos cuyes, pero no como mascotas de los niños sino para comerles. (En Francia no se come cuyes, sino tenemos algunos para los niños). Estamos asombrados de la bondad y de la hospitalidad de la gente. Gracias a Marco, vamos a encontrar nuestras bicis. Estamos también en contacto con el Presidente de la asociación de bici de Quito, Luis González. Nos da indicaciones sobre las carreteras en Ecuador. Aprendemos que el domingo se tiene un ciclopaseo en Quito. Es decir que sería posible irse de la ciudad sin encontrar ningún carro. Decidimos irnos el domingo siguiente. Además, ciclistas de la asociación van a acompañarnos para salir de la ciudad. Muchísimas gracias a la asociación para su eficacia! Tenemos una semana para descubrir Quito. Un día en el Quito colonial, un día en el Quito moderno… Gracias a Marco, descubrimos los lados lo más interesantes de la ciudad.

Vamos a ver Quito por la noche, de 3 diferentes puntos de vista,… descubrimos Quito a través los ojos de Marco, quien ama su ciudad. Se necesita también tiempo para descansar (7 horas de diferencia horaria con Francia) y nuestra hija Zoé tiene que estudiar. El último día en Quito es un día especial porque Zoé va a cumplir su cumpleaños (8 años en Quito). Gracias a Marco, este día es maravillosa. Vamos al teleférico (en algunos minutos, subimos hasta 4100 metros), Marco ha organizado una fiesta con su familia y amigos… Un día que nunca se pudiera olvidar para Zoé… Gracias a tu, Marco. El Domingo, él va a pedalear algunos kilómetros con nosotros y después tenemos que decir adiós. El primer día en bici en Ecuador, vamos hasta Machachi. Acampemos en una hacienda (en Ecuador, las vacas comen bananas). El día siguiente, después de 17 kilómetros subiendo sin respirar correctamente a causa de la altura, descubrimos los parques nacionales de Ecuador a través el del Boliche, justo antes el del Cotopaxi. Estamos solo y en la naturaleza. Vamos a quedar un día para descubrir sus riquezas. un día caminando, sin las bicis. Después del Boliche, vamos a Latacunga. Disfrutamos de la vista al famoso Cotopaxi. La ciudad de Latacunga es realmente muy hermosa. Nos sentamos bien en esta ciudad. Encontramos nuestra primera periodista, Diego, aunque Joaquín y su familia, que nos acoge para la noche. Gracias a la asociación de bici de Quito, tenemos un contacto en el municipio de Latacunga, Cynthia. No nos necesita mucho. El día siguiente, vamos a desayunar juntos con su equipo. Descubrimos con gusto especialidades de Latacunga. Después, tenemos que ir a Ambato. El camino es muy bonito. Llegando a Ambato, se tiene que subir mucho para llegar al centro de la ciudad. Un coche/carro queda detrás de nosotros para nuestra seguridad. Como nuestro contacto en el municipio está de vacaciones, German nos trae a su casa. Tiene una niña de casi la misma edad que Zoe. Pueden jugar juntos. Descubrimos la ciudad de Ambato gracias a German. Por la noche, vamos a comer con su esposa y la familia de su hijo en una pizzería. ! Se come muy bien en Ecuador, realmente! Estamos todavía asombrados de estar si bien recibido en familias ecuatorianas. En Francia, hemos perdido esta hospitalidad. Muchísimas gracias a German y a su familia, con sinceridad. El día siguiente, como deseamos descubrir el Oriente también, vamos hacia Baños. Otra vez, German nos ayuda en las subidas.

Después, se tiene que bajar, y nada más ! El Oriente es realmente diferente de la Sierra: la vegetación, las temperaturas, la gente también. Baños es realmente muy bonita. Como llegamos temprano a Baños, tenemos tiempo caminar un pocito. Vamos al mirador de Bellavista y tenemos mucha suerte: vemos el Tungurahua que es un volcán. Por la noche, las niñas disfrutan de los juegos en Baños. Dormimos en un hotel que pertenece a un amigo de German. Vamos a los baños, es decir a las piscinas de la Virgen,  el día siguiente a las 5 y media de la mañana, para evitar la multitud. Ya hay tantas personas. Es muy agradable empezar el día en agua a 50 grados (¡la cascada alrededor es muy fría!). El camino hacia Puyo es magnífico. Con Zoe, hacemos las tarabitas (un medio de transporte inventado por los Incas, para ir de un lado a otro lado de la montaña sin bajar). Encontramos en el camino a Federico y a su esposa. ¡No es posible ir hasta Puyo! Tenemos que ver Rio Verde y el Pailon del Diablo. Federico tiene razón. La cascada es realmente estupenda y el jardín de Edén, con especies de Amazonia, realmente hermoso. El viaje seguí hacia Puyo. Gracias a German y a sus variadas contactos, los Bomberos de Puyo nos esperan. Podemos tomar una ducha, dormir en el dormitorio con los otros bomberos. ! ¡Qué experiencia para Zoe! Desayunamos con ellos el día siguiente. Alrededor de Puyo existe un centro de rescate para los Monos. Es decir que aquí estos monos que fueron molestados por los hombres pueden vivir en tranquilidad. No pueden regresar a la vida salvaje porque no tienen medio del hombre tampoco. Juegan con nosotros. El lugar esta bonito. Se puede caminar en el bosque primario. Para disfrutar más de la Amazonia, vamos a descansar un día en la Reserva Ecología Hola Vida, alrededor de la ciudad Nuevo Mundo. Vamos a acampar en un lugar maravillosa, en plena naturaleza. La cascada Hola Vida es un lugar lindo. Se tiene que caminar en la selva: mágico. Zoe y Florian hacen barco también.

El día siguiente, viajamos hasta Chuitaya. Vamos a dormir en un hotel cerrado, es decir que estamos solo, alrededor del río. El día siguiente, la etapa está muy dura. Llegamos a Macas. Tratamos de acampar en naturaleza. Alrededor de Macas, hay cabañas donde se puede hacer camping. Por la tarde, comimos comida hecha en la calle: estupenda. ¡A nosotros nos gusta la manera de cocinar en Ecuador! Después del desayuno (con un arte de hacer el café que no conocíamos), el camino está muy hermoso y fácil hasta Sucua, una pequeña hermosa ciudad. Aquí comemos en una chifa (un restaurante chino) y tomamos noticias de Francia gracias a internet. Como es la una y que queremos pedalear un poco más, continuamos el camino. Es realmente muy agradable pedalear en esta parte del país. En la carretera hay cana (de azúcar). Pesamos este trozo de madura! pesa mucho ! En Ecuador se puede beber excelentes jugos de caña. Se utiliza como azúcar también (! y para transformar agua en una bebida del esfuerzo !). El camino sigue en la selva. No podemos llegar a Mendez este día. Estamos buscando un lugar para acampar. Porque en dos pueblos nos dice que no hay ningún hospedaje y que tenemos que seguir hasta Méndez, pedaleamos hasta la noche. Compramos agua en una tienda (! asi como helados de Salcedo para las niñas !). Aquí es el contrario: la gente nos dicen que Méndez está muy lejos, que tenemos que quedarnos en el pueblo por la noche. Se puede acampar en la plaza central o en el parque. Elegimos el parque. Es la primera vez que acampamos en el centro de un pueblo. Es una experiencia un poco extraña. La gente están muy simpáticos. Nos preguntan mucho sobre el viaje. El día siguiente, llegamos a Méndez, una pequeña ciudad realmente hermosa. Hace realmente mucho calor. Encontramos a dos ciclistas de Suiza. Comemos juntos y hablamos (en Ingles) de nuestras experiencias. Michi y … viajan mucho con bici : es muy interesante hablar con ellos. Es una lástima que no tienen un blog para aprender más sobre sus viajes. Es nuestro último día en Amazonia. Mañana vamos a Cuenca. Se falta asfalto y la carretera está demasiado difícil con bici (es pura subida durante … kilómetros). Queremos tomar un bus pero no es posible con las dos bicis y la carretilla. Vamos a preguntar en el camino. Es una nueva encuentra mágica: Hebertito y su esposa nos traen hasta Cuenca, donde viven en una gran casa sus dos niñas. Ya tenemos un contacto en Cuenca gracias a German (de Ambato), pero no consigue llamarle por teléfono.

Florian está muy mala a causa del viaje en pick up (es una lástima porque los paisajes fueron hermosos y Florian no visto nada…). Por lo tanto, aceptamos la invitación de la familia Gómez: vamos a quedar en su casa algunos días. Su casa está realmente hermosa y grande también. Aquí vive Paola y su niña, Diana, … y sus hijo Martin. Zoe y Mahaut duermen en el cuarto de Paola. Es como un sueño para ella vivir en una casa con juegos etc. Tenemos un contacto con una escuela en Cuenca también. Esperamos escolarizar Zoe una semana aquí. Nuestro primer día en Cuenca descubrimos la ciudad en bici. Vamos a la escuela, pero nadie está interesado por nuestra venida. Nos dicen que no tienen contacto con Francia desde hace dos años, mientras que  el contacto en Francia nos había dicho que no había ningún problema encontrar a las personas que trabajan en esta escuela. Estamos muy defraudados, especialmente Zoe. Tenemos que ir al municipio también porque la asociación de bici de Quito le había contactado. En Cuenca se hace también un ciclopaseo. El municipio está interesado por nuestra venida y encontramos a una periodista que trabaja en el periódico La Tarde. Acabamos el día descubriendo la Alianza Francesa de Cuenca, donde encontramos una excepcional acogida de parte de todo el equipo. Zoe puede estudiar en la biblioteca. Vamos a pasar algunas horas cada día en este lugar. Muchas gracias a toda el equipo, con sinceridad. Una semana en Cuenca: es como un sueño. La ciudad es realmente hermosa. Zoe puede estudiar en el día en la biblioteca de Alianza Francesa. Por la tarde, puede jugar con Paola  y Martin. Visitamos el museo de la osteología, realmente muy muy interesante para Zoe y toda la familia. Pasamos un día en el museo del Banco también. Aquí se explica sobre un sitio archeologico. El parque está lindo: ruinas, un jardín botánico, pájaros….. Visitamos con interés la parte etnografía del museo también: hemos visto una gran parte de las indígenas presentadas, y vamos a ver otras en el seguí del viaje. En la parte sobre los Shuar (Jibaros), se puede ver cabezas reducidas. Como tenemos algunos problemas administrativos con Francia, encontramos a Carmen Moreno, consular de Cuenca. Con ella, vamos por primera vez en la radio para hablar sobre nuestro viaje y encontramos una periodista muy famosa del diario El Mercurio también. Antes de salir de Cuenca, es importante para nosotros encontrar a Hernán y su familia, nuestro contacto en Cuenca. Nos acoge en su casa. Es muy difícil para Zoe decir adiós a su hija Evelyn, cuando llega la noche… Una lástima cosa que tenemos que hacer en Cuenca: ir al restaurante para comer cuyes, lo que es imposible en Francia. A nosotros nos gusta esta carne. A nosotros nos gusta la comida en Cuenca y Ecuador en general… Vamos con la bici hacia Loja. En el camino, encontramos a otra periodista (del periódico El Tiempo, pero nunca hemos visto su artículo) y a muchas personas que nos animan. El camino es realmente hermoso. Subimos hacia el puente Tinajilla (3500 m. de altura). Dormimos en el camino porque Florian tiene un problema con su bici. El día siguiente, el problema no es la bici sino Florian que se siente muy malo. No puede pedalear y duerme en la carretera… Gracias a la bondad del Dr. Alberto Amaya Sarmiento, encontrado en el camino, es posible seguir (va a traer coca y comida a Florian). Llegamos al pueblo La Paz donde acampamos detrás de un restaurante. El camino está muy hermoso. Vamos hasta Ona, un pueblo donde no hay mucho, pero otra vez los Bomberos nos ayudan y podemos tomar una ducha y dormir en un cama. Este día, encontramos a dos alemanes en carro, que viajan por América Latina desde hace meses (Sabine y Oliver : www.germansontour.com). Los paisajes están hermosos, pero el camino es muy difícil. Se tiene que subir mucho. Estamos cansados. Llegamos a Sarraguro. Encontramos a otra ciclista, Kokoro, de Japón, que viaja desde hace cuatro años! ¡Estupendo! Queremos llegar a Loja el día siguiente, pero se sube todavía, lluvia…. Toda la familia está muy cansada y no encontramos un lugar para acampar… La noche viene, estamos todavía en el camino. Un carro se detuvo: Rodrigo propone ayudarnos y traernos hasta Loja. Nos ha visto por la mañana (fue a Sarraguro a causa del trabajo). Es una ciclista también y no puede creer que hicimos todo eso con las dos niñas. Como estamos muy cansados y que pensamos que lo más importante es este viaje es las diferentes encontradas que hicimos, y no los kilómetros (ya hicimos bastante), vamos con Rodrigo. Es la ocasión para  descansar 3 días en Loja, descubrir esta ciudad tranquilamente, y además  una nueva familia (su esposa, Sophia, Pablo) que nos acoge con una sonrisa. Zoe puede estudiar con tranquilidad.

El primer día, descubrimos el centro de la ciudad y el gran parque un poco más lejos, donde hay muchos juegos para las niñas y se puede descansar en tranquilidad. El día siguiente, vamos con las bicis hasta el zoo para las dos niñas: el camino es hermoso, el jardín zoológico pequeño pero muy suficiente para nosotros. El ultimo día, encontramos a una periodista que trabaja por el periódico …. Después, vamos con Rodrigo a Vilcabamba, una pequeña ciudad donde se dice que los habitantes viven muy longevos. Vilcabamba es realmente hermosa. Con Florian, estamos todavía pensando  en el camino que elegir después de Loja. Es mucho más fácil ir a Perú por la cuesta, pero se dice que hay mucho tráfico en la carretera. Sería mejor y más hermoso ir por la Sierra, pero sería mucho más difícil. Elegimos ir por la Sierra y el día siguiente, vamos con las bicis hacia Vilcabamba. Es la ocasión comer de nuevo los helados ricos en la plaza central… y disfrutar de esta bonita ciudad. El día siguiente, el camino sube mucho. Vamos hasta el pueblo Yangana. El camino es todavía hermoso. Pero Zoe está muy enferma y es difícil llegar al pueblo. Como no hay ningún hospedaje, dormimos en la escuela. Queremos tomar un bus para llegar a la frontera con Perú (no hay asfalto y la carretera es terrible, realmente). A las siete, estamos con todo en la calle, pero no hay bastante place en el bus para nosotros. Vamos cinco minutos después en un pick up con gente que trabajan por el gobierno. Con el bus, seria posible llagar a Zumba, una ciudad antes de la frontera. Después, teníamos que acabar el camino en bici. Pero con el carro, llegamos a la frontera en seis horas. ¡Ya estamos en Perú !