Une famille Un monde

Mais qu'est-ce qu'on fait là ?

Chile

Chile (16 de abril – 27 de mayo 2011) :

El 16 de abril llegamos a la frontera entre Argentina y Chile por el paso Cardenal Samore (ex Puyehue, altura : 1308m). Estamos todavia en la parte norte de la Patagonia, en la famosa region de los lagos. En la aduana argentina, nos dicen que el paso esta limpio. Lo que confirma lo que ya hemos oído. Pero llegando a la cumbre, encontramos nieve y hielo en la carretera. No se puede pedalear, tampoco podemos empujar las bicis. Las dos niñas están llorando a causa del frío. Como no se encuentra mucho trafico, tenemos miedo de que se corta el camino. Hacemos una seña y un carro paja a nuestro lado. No puede traer toda la familia con todas las bicis. Pero otro carro paja algunos minutos mas tarde para ayudarnos también. El conductor del primer carro es Argentino, de Bariloche. Conoce a Philippe, el cónsul de Francia que nos ayudaba y gracias a quien tenemos las bicis. Esta de paseo con su familia. El otro conductor es una persona que trabaja por la Vialidad Nacional, que no se dirige hacia Chile, pero que hace un desvío para nosotros. Aunque no es la primera vez en America Latina que personas nos ayudan con tanta bondad, es cada vez una experiencia increíble. ? Como agradecer a esas personas ?

Al lado chileno hace mucho mas calor, pero llueve mucho mas. La vegetación  esta completamente diferente. Como tenemos tanto frío después de nuestra estancia en la cumbre (estamos totalmente morados también), en la aduana chilena la gente nos conseja ir a las próximas cabañas, ubicadas a solamente 5 km. Pasamos la primera noche en la casa del vigilante del parque nacional.

El día siguiente queremos disfrutar de aguas termales calientes. Pedaleamos en una naturaleza completamente estupenda (Donde estamos ? En Irlanda ? En Inglaterra ? En Europa del Norte ? O en Nueva Zelanda ? No, en Chile ! ). En esa naturaleza se ve casas de madera hermosisimas.

Llegando a las aguas calientes (después de 4 km de subida fuerte), encontramos a Sandra y Jorge, una pareja chilena que nos ha visto el día anterior en el camino. Desean ofrecernos residir algunos días en sus casita al lado del lago Puyehue, en la ciudad de Entre-Lagos. Un poco confundidos delante de tanta bondad, aceptamos las llaves. El pueblo de Entre-lagos esta ubicado a 30 km, llegaremos mañana.

Se puede disfrutar de las aguas calientes en una piscina exterior, al lado de la rivera. Dos horas de descanso con las niñas jugando. Dormimos otra vez en la casa de un cuidador del parque nacional, Pablo, que todavía esta estudiando para enseñar historia y geografía. Nos da hospedaje en su casita así como el camping esta cerrado. Es muy instructivo hablar con el sobre Chile en general y las condiciones de trabajo de los profesores en particular. ! Otra vez muchas gracias a ti, Pablo ! Con sinceridad.

Llegamos a la casita de Sandra y Jorge el día siguiente. Esta ubicada en un lugar hermosisimo. Es como un sueno. Las nenas están conmovidas también por tanta belleza : la naturaleza alrededor (la terraza esta ubicada a orillas del lago) así como el interior muy cosí de la casita. ! Y tienen sus proprio cuarto ! Descansamos allá 3 días, disfrutando de un sitio extraordinario.

Pensábamos irnos el jueves, pero hay como una tempestad (aprendimos que es tradicional tener un tal tiempo la semana santa). Lluvia, viento … No se puede salir, tampoco pedalear. Por lo tanto nos vamos el día siguiente, con un clima mas bueno. Por la mañana hay sol, pero a las 12 tenemos lluvia. Tanta lluvia que nos refugiamos debajo de un techo, preguntandonos si es realmente posible seguir andando en bici en Chile en esa época del ano (ya es otoño en esa parte del globo). Elegimos seguir en bici, previstando hacer menos kilómetros en el día (como hace bastante frío y se puede estar morado), y hacer días de pausa en caso de lluvia o riesgo de lluvia. Lo mas importante para nosotros es disfrutar de esa región (la región de los lagos, ubicada en el norte de la Patagonia). No acumular los kilómetros / hacer grandes distancias. Ese día hay una alternancia entre lluvia y sol.

Por la tarde llegamos a un pueblito tan pequeño que no se puede encontrar ningún hospedaje. Como hay una hacienda grande, tenemos la idea de pedir dormir debajo de un techo a causa de lluvia (el problema es que, con un tal clima, la tierra esta llena de agua. Por lo tanto acampar en el bosque se revela un poco difícil). Preguntando al dueño de la hacienda, el y su esposa nos ofrecen un cuarto, como es fin de semana y que los trabajadores que suelen dormir en esos dormitorios están en sus familias. Otra vez tenemos un ejemplo de la hospedad sur americana. Con mucho gusto, Sylvia y Antonio, y muchas gracias por su ayuda !

 

Seguimos el viaje en un camino todavía hermosisimo : puro campo, vacas, caballos, lago… Por la tarde llegamos a un B&B, una gran casa azul encima de una colina, rodeada de ovejas y vacas. Se ve al lago Llanquihue, el tercer mas grande de America del Sur. Otra vez la acogida esta muy calurosa. Los cuartos están realmente cosy. Descansamos leyendo mirando al campo alrededor. Por la cena se puede elegir directamente en la huerta entre varias verduras. Cocinamos algo muy simple, pero ricisimo. A pesar del sol, elegimos quedar un día mas en esa casa. Después de un desayuno gargantuesco, nos vamos caminando al lago, andando por la playa los 2 km para llegar al pueblito. En el camino se come murtas, en el pueblito se bebe cerveza artesanal y se come empanadas de mariscos. Volviendo a la casa, las nenas juegan con los 2 gatitos toda la noche.

Seguimos el camino al lado del lago, llegando a un camping que nos propone una cabaña grande, ubicada a algunos metros de la bahía. Volcanes acercan esa bahía, pero hay tantos nubes en el cielo (en esa época el cielo suele estar muy cargado con nubes) que se puede verlos solamente raramente. Tenemos la suerte de poder disfrutar de la vista al volcán Osorno por la tarde, las niñas jugando en la playa. Otra vez hacimos una pausa, lo que nos permite tener tiempo para leer, escribir. Las niñas pueden jugar todo el día. La grande puede estudiar en condiciones optimales. Y como hay mucha lluvia el día siguiente, pasamos todo el día escribiendo y leyendo en la cabaña.

El día siguiente, hay sol. Nos vamos en dirección a Puerto Varas, a 20 km de la ciudad de Puerto Montt.

(…)

Vamos a disfrutar de la isla de Chiloe mas de 3 semanas. Despues regresamos a Argentina, como queremos disfrutar de la parte sur de la Patagonia y que tenemos que tomar un barco en Buenos Aires para regresar a Europa.

 

 

  1. Pablo Obando

    Un agrado haber podido compartir con ustedes también. Espero sinceramente estén disfrutando de nuestro país, incluso de nuestros volcanes, me toco verlo de cerca pues vivo en la montaña, no en Aguas Calientes, en Riñinahue al norte de Puyehue. Ojalá tengan un buen regreso a su hogar.

Laisser un commentaire

Fièrement propulsé par WordPress & Thème par Anders Norén